Jueves después del Miércoles de Ceniza

Deuteronomio 30,15-20; Lucas 9.22 al 25

Imperfecto pero perfeccionable

¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si se pierde o se destruye a sí mismo?

(Lucas 9,25)

athletes running on track and field oval in grayscale photography

Reflexión

Cada viaje hacia algún lugar es un viaje que se aleja de algún otro lugar. Si necesitamos volvernos a Dios en este momento nuestras vidas, también necesitamos darle la espalda a lo que sea que nos aleje de Dios y nos mantiene alejados. Puede ser que ciertas personas que hayan alejado de Dios, tal vez las posesiones tan distraído de tu verdadero y auténtico ser, o tal vez el placer te ha seducido para caminar un camino que te aleja.

Sea lo que sea que te ha distraído, es importante que te des cuenta que no puedes viajar a un nuevo lugar y al mismo tiempo quedarte parado donde ya estás. Caminar con Dios requiere que ordenemos nuestras vidas y pongamos lo más importante en primer. A veces es igual de importante saber de que te estás alejando así como saber hacia dónde estás viajando.

El viaje hacia la mejor versión de ti mismo es un viaje que se aleja de los defectos de la versión actual de ti mismo. Cada día me encuentro haciendo cosas que son autodestructivas y que me hacen una peor persona. Digo cosas que lastiman a otros, o lastimo a otras al no decir las cosas. Éstos son pensamientos, palabras, y acciones que desvían del orden natural y me separan de la paz de saber que estoy contribuyendo positivamente al bien común en este gran universo. Me encuentro experimentando lo que Pablo describió: “No hago lo bueno que quiero hacer, sino lo malo que no quiero hacer”. (Romanos 7, 19)

Todos somos imperfectos pero perfectibles. La Iglesia nos abraza en nuestra debilidad, nos consuela en nuestras limitaciones, se esfuerza para sanarnos en nuestras enfermedades, y nos lleva de vuelta a la salud, haciendo que estemos enteros de nuevo. Y a través de este proceso, la Iglesia logra enfocar todos nuestros esfuerzos y luchas, no sólo por nuestro bien pero por el bien de toda la Iglesia, de hecho, de toda la humanidad.

Meditación

¿Puedo honestamente examinar los pecados y fallas que me mantienen lejos de ser la mejor versión de mí mismo? ¿Estoy dispuesto a ser más atento a lo que Dios está llamando a ser?

Oración

Dios de la humildad y la verdad, escucha mi oración en esta Cuaresma. Muéstrame el camino que lleva hacia ti. Ayúdame a conocerme mejor para que pueda saber cómo mejorar y por fin convertirme en la mejor versión de mí mismo para ti. Amén.

Meditación por Matthew Kelly

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo, Traducción y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s