LUNES DE LA CUARTA SEMANA DE ADVIENTO

LUNES DE LA CUARTA SEMANA DE ADVIENTO


Jueces 13,2-7.24-25a; Lucas 1,5-25


3 El Ángel del Señor se apareció a la mujer y le dijo: «Tú eres estéril y no has tenido hijos, pero vas a concebir y a dar a luz un hijo. 4 Ahora, deja de beber vino o cualquier bebida fermentada, y no comas nada impuro. 5 Porque concebirás y darás a luz un hijo. La navaja nunca pasará por su cabeza, porque el niño estará consagrado a Dios desde el seno materno. El comenzará a salvar a Israel del poder de los filisteos».

(Jueces 13, 3-5)

Reflexión

¿Cuales son tus hábitos? ¿Que cosas haces todos los días, todas las semanas, todos los meses? ¿Están tus hábitos ayudándote a ser una mejor versión de ti mismo, o te están haciendo peor?

Si puedes decirme cuales son tus hábitos, te podré decir que tipo de persona eres. Sócrates, Aristóteles, Tomás de Aquino e Ignacio de Loyola establecieron que los hábitos construyen el carácter. Los buenos hábitos crean un buen carácter, y los malos hábitos crean un mal carácter. Es fácil deducir como será el futuro de una persona desde sus hábitos, porque los hábitos crean carácter, y tu carácter es tu destino. El buen carácter creado por buenos hábitos consecuentemente creará un futuro prospero. El mal carácter creado por malos hábitos consecuentemente creará miseria en tu futuro. Tu carácter es tu destino en el lugar de trabajo, en relaciones, y en la eternidad.

La mayoría de la gente vive bajo la equivocada fantasía de que alguna vez se van a despertar y repentinamente sus vidas serán, mágicamente, diferentes. Y no sucede. Esta gente se vuelve vieja y muere esperando. Otros viven bajo la ilusión de que si hacen más dinero, compran un carro nuevo, una casa más grande, obtienen una promoción, unas vacaciones en las Bahamas, entonces sus vidas cambiarán. Esto tampoco funciona.

Nuestras vidas cambian cuando nuestros hábitos cambian. ¿Cómo te gustaría que cambiara tu vida este año que viene con respecto al último año? ¿Cómo puede lograrse este cambio?

Meditación

¿Cuales de mis hábitos me están ayudando a convertirme en la mejor versión de mí mismo? ¿Que hábitos me alejan de convertirme en la persona que Dios me creo para ser?

Oración

Dios de amor, al llegar al final de esta temporada de Adviento, mi corazón está listo para celebrar el nacimiento de Jesús. Me uno a María en decir: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho». Nada es imposible contigo, oh Dios.

Meditación por Matthew Kelly

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo, Traducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s