DOMINGO DE LA CUARTA SEMANA DE ADVIENTO

DOMINGO DE LA CUARTA SEMANA DE ADVIENTO

Ciclo A: Isaías 7,10-14; Romanos 1,1-7; Mateo 1,18-24
Ciclo B: 2 Samuel 7,1-5.8b-12.14a.16; Romanos 16,25-27; Lucas 1,26-38
Ciclo C: Miqueas 5,1-4a; Hebreos 10,5-10; Lucas 1,39-46

Nada es imposible con Dios

25 ¡Gloria a Dios, que tiene el poder de afianzarlos, según la Buena Noticia que yo anuncio, proclamando a Jesucristo, y revelando un misterio que fue guardado en secreto desde la eternidad 26 y que ahora se ha manifestado! Este es el misterio que, por medio de los escritos proféticos y según el designio del Dios eterno, fue dado a conocer a todas las naciones para llevarlas a la obediencia de la fe. 27 ¡A Dios, el único sabio, por Jesucristo, sea la gloria eternamente! Amén.

(Romanos 16,25-27)

Reflexión


La vida auténtica empieza con el simple deseo de ser quien Dios nos creo para ser y cooperar con Dios jugando el papel que ha diseñado para nosotros en la historia humana. La aventura de la salvación comienza cuando dejamos de preguntar, “¿Cómo me puedo beneficiar? Y nos volvemos humildemente a Dios en nuestros corazones y preguntamos, “¿Cómo puedo servir? ¿Que trabajo quieres que haga con mi vida? ¿Cual es tu voluntad para mi vida?”

Cada generación se vuelve a Dios en su propia manera. Nuestra era moderna se ha rebelado violentamente contra la idea de la “voluntad de Dios”. Desesperados en mantener la ilusión de estar en control de nuestras vidas, muchos cristianos modernos han dado la espalda a Dios o creado una nueva retórica espiritual que les permite seleccionar a ellos mismos la voluntad de Dios para sus vidas. Y sin embargo, es el acto de rendir nuestra propia voluntad a los designios de Dios el que caracteriza toda el combate cristiano. La vida espiritual se preocupa primariamente con la única dinámica de entregar nuestra voluntad individual a Dios.

Dios no te llama a vivir una vida auténtica para reprimirte o controlarte. Él te invita a vivir una vida auténtica para que, desde un infinito número de posibilidades puedas convertirte en la mejor versión de ti mismo. Al llamarte a tener una vida auténtica, Dios dice: “Conviértete en todo lo que te he creado para seas”.

Meditación

¿Cuál es la voluntad de Dios para mí? ¿Qué implicaciones tiene esto para mi vida actualmente, y para mis esfuerzos para llevar una vida auténtica?

Oración

La oración para esta semana esta basada en Lucas 1,34-35.37-38: “El Ángel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. Porque no hay nada imposible para Dios». María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho». Y el Ángel se alejó”.

El nacimiento de Jesús está cerca, y mientras entramos en esta semana final del Adviento, reflexionamos en el amor de Cristo a través de la experiencia de María, su madre.

Dios de amor, al llegar al final de esta temporada de Adviento, mi corazón está listo para celebrar el nacimiento de Jesús. Me uno a María en decir: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho». Nada es imposible contigo, oh Dios.

Meditación por Matthew Kelly

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo, Traducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s