JUEVES DE LA TERCERA SEMANA DE ADVIENTO

JUEVES DE LA TERCERA SEMANA DE ADVIENTO

Isaías 54, 1-10; Lucas 7, 24-30

Aureola

No te contengas…¡sé santo!

¡Grita de alegría, estéril, tú que no has dado a luz; prorrumpe en gritos de alegría, aclama, tú que no has conocido los dolores del parto! Porque los hijos de la mujer desamparada, son más numerosos que los de la desposada, dice el Señor.  ¡Ensancha el espacio de tu carpa, despliega tus lonas sin mezquinar, alarga tus cuerdas, afirma tus estacas!  Porque tu esposo es aquel que te hizo: su nombre es Señor de los ejércitos; tu redentor es el Santo de Israel: él se llama «Dios de toda la tierra».

(Isaías 54, 1-2.5)

Reflexión

Mucha gente cree falsamente que si quieres ser santo, no se te permite disfrutar la vida. Algunos creen que para ser santos deben escapar del mundo. Otros piensan que debes estar en la iglesia de rodillas rezando todo el día. Aún hay otros que creen  que para ser santos deben caminar con una aureola, que no se te permite sonreír, o divertirse, o disfrutar de ninguna manera. Ellos piensan que para ser santos deben despreciar todo lo de este mundo y caminar con una expresión estoica en la cara.

Estas son ideas nada naturales y repelentes que el mundo proclama acerca de la santidad.

El mundo ridiculiza la santidad. El mundo le tiene lástima a los santos, diciendo: “Ay, ¡hubiera podido ser mucho más!” o “¡Ella tenía tanto potencial!” Déjame asegurarte, no son los santos quienes necesitan nuestra lástima. Aquellos que responden a la llamada de Dios para la santidad son la gente más feliz de la historia. Tienen un experiencia de vida más rica y abundante, y aman más profundamente de lo que la mayoría de la gente puede imaginar. Ellos disfrutan la vida…toda la vida. Incluso en medio del sufrimiento son capaces de mantener una paz y gozo que son independientes de los sucesos y circunstancias que los rodean.

La santidad no nos reprime, nos libera.

Meditación

¿Me veo como una persona santa? ¿Porque sí o porque no? ¿Puedo creer que ser santo me hará una persona más feliz?

Oración

Dios de la alegría, durante estos días a veces ocupados del Adviento, mantengo tu presencia ante mis ojos. Mi corazón está lleno de alegría por todo lo que tú has hecho. Tu conoces las profundidades de mi alma, y sin embargo me amas con una ternura que está más allá de toda comparación.

Meditación por Matthew Kelly

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s