Miércoles de la Tercera Semana de Adviento

MIÉRCOLES DE LA TERCERA SEMANA DE ADVIENTO

Isaías 45,6b-8.18.21b-25; Lucas 7,18b-23

1 xto legion

“¿Eres tú quien ha de venir?

20 Cuando se presentaron ante él, le dijeron: «Juan el Bautista nos envía a preguntarte: “¿Eres tú el que ha de venir o debemos esperar a otro?”».

22 Entonces respondió a los enviados: «Vayan a contar a Juan lo que han visto y oído: los ciegos ven, los paralíticos caminan, los leprosos son purificados y los sordos oyen, los muertos resucitan, la Buena Noticia es anunciada a los pobres. 23 ¡Y feliz aquel para quien yo no sea motivo de escándalo!».

(Lucas 7,20.22-23)

Reflexión

¿Es Jesús relevante aún?

Junta todos los libros que han sido escritos acerca de la vida y enseñanzas de Jesús. Añade a estos todo el arte que ha inspirado la vida cristiana. Ahora considera toda la música inspirada por Cristo, y el hecho de que la Iglesia alimentó el desarrollo de las artes por siglos. La cristiandad es el fundamento moral sobre el cual se construyeron las naciones occidentales.

Ahora considera el hecho de que antes de que Cristo caminara sobre la tierra no existía algo parecido a un hospital. ¿Dónde estaban los enfermos cuando Jesús caminaba sobre la tierra? Estaban abandonados al lado del camino, abandonados allí por los parientes que temían por sus propia salud, para podrirse y morir

¿Cómo es que hemos olvidado colectivamente que hasta que la Iglesia introdujo la educación para las masas, nunca existió tal cosa como la educación para el hombre común? La educación era solo para la nobleza hasta que la Iglesia introdujo la idea de que cada persona merecía una educación.

Todos estos representan aspectos del impacto medible que Cristo ha tenido en la historia de la humanidad. Y sin embargo, todas estas son reflejos opacos de la persona que era y es Jesucristo. Sumar todos estos es aún nada comparado con el impacto que Cristo puede tener en tu vida, en mi vida. Todos los éxitos mundanos de Cristo y la Iglesia son insignificantes comparados con el cambio que Cristo quiere realizar en ti y en tu vida.

Meditación

¿Qué tan bien conozco la historia de la Iglesia Católica? ¿De que maneras puedo empezar a incrementar mi conocimiento no solo de la Iglesia, sino de Jesucristo?

Oración

Dios de la alegría, durante estos días a veces ocupados del Adviento, mantengo tu presencia ante mis ojos. Mi corazón está lleno de alegría por todo lo que tu haz hecho. Tu conoces las profundidades de mi alma, y sin embargo me amas con una ternura que está más allá de toda comparación.

Meditación por Matthew Kelly

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo, Traducción y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s