Dos sorpresas que me dado el matrimonio

Como se habrán dado cuenta los fieles seguidores de mi blog (déjenme soñar, por favor), tengo ya un buen rato de no actualizarlo ni dedicarle tanto tiempo.

Pues bueno, tengo una buena excusa…estoy recién casado desde Diciembre del año pasado….

why-women-cry

Lo siento chicas…(ya les dije, déjenme soñar)

 

Así es. Ahora soy parte de una unión hetero-patriarcal-monógama-sacramental, con todas las consecuencias que están implícitas dentro de todos estos adjetivos (todo lo que detestan las feministas radicales, supongo). Tuve que dejar la vida de free-lance (autónomo dirían los españoles) para tener un trabajo fijo con horario de oficina. Aparte de esto, he estado trabajando en dos apostolados (uno de lectio divina y otro curso pre-matrimonial). No he tenido tiempo ni de salir a tomar fotos (algo que me encanta), ni de escribir mucho. He estado demasiado ocupado para darle seguimiento al blog, es lo que estoy diciendo.

Pero honestamente, me hace falta hacerlo. Así que, nuevamente me hago el propósito de escribir algo al menos semanalmente (cierto, ya sabemos lo que ha pasado antes cuando hice este mismo propósito). Tendrá algunos cambios, pues ya no tengo tanto tiempo para buscar y hacer el meme perfecto o la imagen precisa, así que tendrán más textos míos y menos imágenes. O solo imágenes y menos texto. Aún no estoy seguro.

Lo que es cierto es que podré compartir más de mi sabiduría y de lo que he madurado ahora que soy un esposo y futuro patriarca de familia hetero-normativa.

Let-start-Blair-perfected-trademark-her-eye-roll

La cara que hará mi esposa al leer esto…

Así que desde mi perspectiva de casado desde hace casi ocho meses, quiero hablar acerca de dos inesperadas ventajas del matrimonio:

Yo nací a principios de la década de los 70’s, y como la mayoría de los de mi generación, he crecido con un concepto del matrimonio bastante desfigurado. En general, la cultura popular muestra solamente tres etapas del amor:

1. Intentos desesperados de conseguir el amor,

2. Conseguir eventualmente el amor, “asegurarlo” mediante el matrimonio, y

3. pasar el resto de la vida arrepentido de estar casado.

Incluso las parejas “felizmente” casadas de la televisión no tienen magia, ni mística en su relación, constantemente se quejan de sentirse atrapados, o aburridos o agobiados al punto de estar hartos. Si alguien llega a contar una historia de esas, siempre es acerca de como una pareja miserablemente casada, al vivir unas grandes situaciones estúpidas, finalmente aprendieron a amarse de nuevo…nunca van a ver a una pareja que ha mantenido una fuerte relación desde el principio. Y esto no quiere decir que un matrimonio no tenga sus dificultades, muchas veces dignas de una de esas películas que hacen llorar a todos. Simplemente una vida relativamente feliz no es una historia muy interesante…y el mensaje bajo el que somos bombardeados es que el matrimonio es un error que va a destruir tu vida.

Married-with-Children-married-with-children-14325599-500-372

¿Necesitan más ejemplos?

Me he convencido de lo contrario, y he logrado descubrir dos inesperadas recompensas de estar casado en las que nunca había pensado.

#1 No tener que preocuparme de las neurosis de las mujeres

Tengo que serles sincero. Durante mi adolescencia y mis años 20, las mujeres eran una fuente de tensión terrible. No por algo que me hicieran, simplemente sucede que si yo interactuaba con una mujer que me pareciera atractiva, siempre existía la remota posibilidad de que yo le gustara y pudiéramos empezar una relación en algún punto. Ahora, no digo que fuera el azote de las chicas, de hecho mi enfoque consistía en juntarnos a estudiar matemáticas, física o configurarles la computadora. Por alguna razón esto nunca, jamás me funcionó. Pero quedaba la posibilidad, de que alguien entendiera mi sentido del humor, como me gusta burlarme de las películas, o que entendiera mis chistes.

readingbookcrushnerdhipster082613

Este plan nunca me funcionó

Poco a poco dejé ese enfoque, aunque nunca del todo. Con los años deje de configurarles la computadora (no es cierto, aunque dejó de ser mi principal “atractivo”), pero nunca deje de tratar de arreglar lo que estaba roto en sus vidas. Por lo cual tuve que escuchar innumerables horas de dramas y tratar de entender e interesarme.

Pase años preguntándome: “¿Le habrá gustado el chiste? ¿Se está riendo de mí, o conmigo? ¿Es apasionamiento, o está tratando de matarme con su mirada? En serio, ¿que jodidos significa esa mirada?”

Ahora que ya me casé, sinceramente me importa una mierda. En serio, es un alivio hablar con una mujer atractiva y saber que nunca, jamás estaré en una relación con ella. Siento como que hubiera recuperado un gran porcentaje de mi concentración que utilizaba para evitar decir alguna cosa inapropiada. Ya no tengo que fingir estar interesado en algo si no lo estoy, y no tengo que preocuparme por parecer interesante cuando no tengo ganas. Si una conversación se pone aburrida, simplemente sonrío, me doy la vuelta y me pongo a platicar con alguien más sin preocuparme por ser socialmente inepto. Puedo decir sin remordimientos, “Oh, que pena…¿Porqué mejor no visitas a un psicólogo?”

Desde el momento que me case, fue como si obtuviera un increíble superpoder: nunca más tener que fingir interés en una película de Jane Austen.

zz2.jpg

Aunque puede que haga una excepción

#2 Tienes un compañero en tu propia aventura

Cada vez que compartes la vida con otra persona, habrá causas de tensión: Los niños se van a enfermar, la casa necesita reparación, te da una enfermedad y no puedes trabajar, te pueden atacar narcotraficantes rusos, o puedes ver a tu barco explotar trágicamente un puto día antes de que retires. Esto es debido a que, así como en Arma Mortal, estar casado significa tener un compañero que te cuida la espalda, incluso si en ese momento sienta que te detesta. Con las películas de policías, es porque el trabajo los ha unido; pero en la vida de casados, es porque hiciste creer a alguien que eres un ser humano responsable por el tiempo suficiente para que quisiera casarse contigo.

lethal_weapon_4_3.jpg

Por supuesto que la vida puede, y no dudes que lo hará, cagarse en cada uno de los dos por turnos. Solo que ahora que estás casado, la mierda también le caerá a otra persona completamente distinta. Cierto, dos personas estarán llenas de mierda en lugar de una, pero es la mitad de la mierda. El matrimonio funciona como un difusor de mierda. En mi experiencia como soltero, la peor parte de lidiar con la vida es acabarse todas las opciones en que podía pensar para arreglar lo que fuera que estuviera mal, y terminar al final sentado y completamente solo en el sofá, sin tiempo, ni ideas y atascado en un circulo mental improductivo al ver que increíblemente jodido estaba.

Estas tan jodido que ya no sabes ni que jodidos hacer.

Usualmente mi problema eran los carros…inevitablemente se descompone en el peor momento posible (La ley de Murphy aplicada) y no tendría el dinero para reparaciones. Esto me sucedió hace poco, pero estando casado, fue una historia muy diferente. Se trataba de una reparación relativamente sencilla, lo que por supuesto significó que el mecánico se tardó una semana y media en repararlo. Pero esta vez, en lugar de ver si dejaba de comer cualquier cosa con proteínas y lo cambiaba por pasta, había alguien en casa que legalmente tenía que estar en mi equipo. ¡La pobre ilusa se ofreció a ayudarme mientras estaba sin carro! Así que ahora mi esposa me ayudó a des-joderme mi universo y evitar pasarme 4 horas diarias viajando en el transporte público. Por otra parte, yo también la he ayudado con algunas de sus crisis.

En otras palabras, el matrimonio no es solo acerca de amor, intenciones románticas y criar niños. Es tener un compañero para vivir la vida, nunca más sentirse atrapado por las miles de dificultades que te tira la vida, porque siempre hay alguien que te cubre la espalda mientras juntos se enfrentan al mundo.

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Dos sorpresas que me dado el matrimonio

  1. Ja, ja, ja. Muchísimas felicidades por esa unión hetero-patriarcal-monógama-sacramental.

  2. paquetecuete dijo:

    Apuesto que durante el desarrollo de este tema ella fue con sus papas, y dejó que en tu mente brillara en aquel rincón ahora en penumbra, la lucidez que necesitamos todos tus seguidores, así que gracias por ese detalle, ahora a bajar nuevamente la cabeza seguir atendiendo nuestras uniones hetero-patriacal-monógama-sacramental, eso si, ahora bajo la bendición de Nuestro Señor, que no es poco, Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s