¿Es posible vivir en la sociedad de consumo y ser cristiano?

¿Es posible vivir en la sociedad de consumo y ser cristiano?

Artículo por Jesús García.

El ser humano no ha dejado de preguntarse jamás quien es y a qué obedece su existencia, un aspecto que no ha cambiado en la sociedad actual de consumo, donde las personas se preguntan qué papel ocupan en ella, y se sorprenden en ocasiones por no reconocerse realmente en las propias características que mueven al mundo. De esta manera, el ansia por obtener la felicidad y la plenitud interior se confunde con la necesidad de consumir y tener, para después desechar, que la sociedad en la que nos encontramos inmersos nos ha enseñado a buscar.

A pesar de ello, no es raro que aparezcan preguntas en la mente de las personas del tipo de si llenando de materia y de inmediatez la vida no estamos perdiendo lo que realmente importa, un sentido para la propia existencia, es decir, un por qué y un para qué como seres humanos.

Justo en este aspecto, resulta fundamental saber que en una sociedad donde se ha alcanzado la máxima cota en competencia técnica y tecnológica, como jamás se había conocido, y cuyas herramientas han servido y sirven para hacer la vida más cómoda al hombre de hoy, no es raro encontrar que ese paradigma parece no satisfacer al hombre. Y es que curiosamente el aumento de bienes materiales y la necesidad de consumo no lo han hecho feliz, y por tanto, parece que no es descabellado hablar de un fracaso en la forma de enfocar la sociedad que ha llevado al hombre a vivir una vida no vivida realmente. Es la Dirección de Investigación de la Universidad de La Frontera en Chile que enfatiza la nuestra afirmación en un artículo sobre felicidad y consumo.

Y es que si bien es indudable que los sujetos nos desarrollamos en sociedades dominadas por este sistema a día de hoy, también lo es que precisamente esto nos hace crecer en medio de una gran multitud de estímulos mediáticos que van determinando el sentido que le damos a la vida, algo que alcanza la moralidad y la cultura, y que define como somos y en qué creemos, llevándonos a adoptar una supuesta vida acomodada y una especie de obligación por adaptarnos a la normalidad, es decir, al consumo, y a respetar así una serie de normas sin reflexionar realmente sobre su validez y su origen, normalmente alejado de los valores naturales del ser humano.

Y es que el consumo implica relaciones de posesión y de imitación, convirtiéndonos inconscientemente en seguidores de unos patrones tan impuestos ahora como otros lo fueron en el pasado. En este sentido se trataría de saber si es posible vivir en cualquier sociedad cuando cada persona descubre el sentido último que las cosas materiales tienen para ella, cuando ejerce autoridad sobre la materia y no se convierte en esclavo de ella, cuando trasciende la dimensión “localista” y se solidariza con los recursos generados.

Este despertar, propio del cristiano, y que puede darse en las sociedades de consumo, lleva a conductas como la devolución a la naturaleza de la materia extraída reciclando o comprando objetos de segunda mano en anuncios, o como la toma de decisiones que lo llevan a vivir de acuerdo a las convicciones personales, flexibles pero firmes. En definitiva, cuando usa la materia pero no vive manipulado por ella ni la convierte en una nueva religión.

Todo un reto que lleva a una auténtica vacuna contra la sociedad de consumo, y que es posible porque solo una moral que reconoce las normas válidas siempre y para todos, propias de la esencia humana, puede garantizar el fundamento ético de la convivencia personal, social, nacional e internacional.

Anuncios

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo, Doctrina Social de la Iglesia, Secularismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s