Higinio Fernández entrevista al Papa

Excelente entrevista por Bruno Moreno.

Higinio Fernández entrevista al Papa

 

 

 

 

 

 

 

Participante invitado: Higinio Fernández, licenciado en Teología Pastoral Buenista por la Universidad Koinonía de Teología a Distancia y profesor en el Instituto de Ciencias Sociorreligiosas de Parla (Madrid). Está casado y mantiene el blog Todos somos hijos de Dios en Multirreligión Digital.

Hace unos días, tuve la sorpresa de conseguir que la curia aprobase una solicitud que hice de entrevistar al Papa Francisco. Aunque soy principalmente un teólogo de éxito, a veces colaboro con periódicos y portales de fama mundial, como Multi-religión Digital, la revista de las Juventudes de la Asociación de Teólogos Juan XXIII y el semanario gallego San Prisciliano.

Confieso que no las tenía yo todas conmigo al acercarme al Vaticano. Cuántos teólogos con mente abierta de nuestra época entraron allí para no salir nunca y probablemente estén aún languicediendo en la prisión medieval que hay bajo el palacio del Papa. Algunos dicen que Ratzinger se jubiló para poder dedicar más tiempo a los interrogatorios de esos pobres teólogos/héroes de nuestro tiempo. ¿Me sucedería a mí lo mismo?

Por suerte, no fue así, aunque los guardias suizos me miraban con mala cara. La verdad es que Francisco, en lo personal, es muy humano. Hasta me pidió que le llamara Paco. En cambio, en cuanto a la doctrina, creo que sigue anclado en el pasado. Excepto algunos avances que planea hacer (por ejemplo, por lo que dijo quedó claro que iba a obligar a los cardenales a llevar zapatos negros e ir en metro), está lleno de prejuicios medievales y, desgraciadamente, la entrevista no terminó muy bien.

Higinio: Para comenzar, ¿estoy obligado a llamarle Su Excelencia Reverendísima Vicario de Cristo, Papa de Roma Hurbietorrbi, Patriarca de Occidente, etcétera, etcétera?

Papa Francisco [con una sonrisa]: No, de hecho ya Benedicto XVI consideró que el título de Patriarca de…

H: Entonces le llamaré Paco.

PF: Hombre, tampoco creo que…

H: Muy bien, Paco entonces. ¿Qué nos puede decir sobre sus zapatos?

PF: ¿Mis zapatos? No sé. Que son muy cómodos.

H: ¿Cree que podrían ser el símbolo de su pontificado? Unos zapatos viejos y raídos, desgastados por compartir el camino de los pobres, pisados por unos opulentos y crueles zapatos rojos contrarreformistas…

PF: No, claro que no. Sólo son unos zapatos cómodos. Nada más. De hecho, puede que hayan resultado más caros, porque tengo los pies delicados y son a medida, pero me parece que es importante para alguien que…

H: …para alguien como El Papa de los Zapatos Negros de Pobre. Estupendo. Esta entrevista se escribe sola. ¿Cuál es la misión principal del Papa?

PF: A mí me gusta decir que la misión principal del Papa y de la Iglesia es “misericordiar”.

H: ¿Puede repetir, muy rápidamente, “al misericordiador de Constantinopla le quieren desmisericordiar, el desmisericordiador que lo desmisericordie buen desmisericordiador será”?

PF: Me temo que no.

H: Hum, de acuerdo. Apunto: “El Papa Paco confiesa que, en realidad, la Iglesia no sabe lo que es la misericordia”. Y, además de odiar la misericordia, ¿ha sido siempre la Iglesia un ente de opresión contra el pueblo desvalido?

PF: No, claro que no. La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, y el lugar donde recibimos la salvación de Dios. Por supuesto, algunos cristianos concretos pecadores pueden haber cometido…

H: Entonces, si como usted ha reconocido, la Iglesia ha sido siempre un ente de opresión contra el pueblo desvalido, ¿qué sentido tiene mantenerla?

PF: Creo que no ha entendido usted mi respuesta.

H: Cuánta condescendencia. Veo que algunas cosas no han cambiado. ¿Es porque soy un laico?

PF: Claro que no, los laicos tienen un papel importantísimo en la Iglesia.

H: Ya veo. Apunto que los laicos tienen un papel importantísimo en la Iglesia, a diferencia de las laicas, que sólo valen para servir a los hombres.

PF: No, no es así en absoluto. Las mujeres tienen la misma dignidad que los hombres ante Dios.

H: Estupendo, ya tengo el titular para la entrevista: “El Papa piensa que las mujeres tienen el mismo derecho a ser sacerdotes ante Dios”.

PF: De nuevo no me ha entendido…

H: Lo siento, pero yo me limito a escribir lo que usted dice. Pasemos a otra cosa. ¿Quién cree que es culpable del mal en el mundo? ¿Los ricos, Estados Unidos o la Iglesia ultraconservadora?

PF: Bien, como se explica en el Génesis, el mal entró en el mundo por el pecado a través del demonio

H: ¡Aaaaarg…!

PF: ¿Se encuentra bien?

H: ¡Si empieza a usar ese lenguaje tan sucio, me voy! Esa palabra que empieza por “d” no debe usarse entre personas modernas y tolerantes…

PF: Bueno, hombre, no se altere. Perdone.

H: Vale, no pasa nada. A fin de cuentas, me ha dado otro titular: “Por fin, el Papa pide perdón por asustar y ofender a las personas con el demonio”. Otra pregunta: Aunque el concilio Vaticano I definiera que el Papa no puede pecar, ¿cree que usted tiene que pedir perdón por muchas cosas?

PF: El Vaticano I no dijo eso, pero por supuesto que yo soy un pecador, como los demás.

H: Eso es [asintiendo con la cabeza]

PF: …y todas las semanas me confieso.

H: ¡Otra vez! ¿Me está ofendiendo intencionadamente? Ahora me viene con ese medievalismo oscurantista de confesarse, inventado por la Inquisición. Como si Jesús no hubiera dicho “lo que os perdonéis a vosotros mismos, os queda perdonado”. Si sigue así, me voy. Mantengamos esta conversación con un mínimo de decencia teológica.

PF: …

H: Sólo le falta afirmar que la tierra es plana, como les obligaron a decir a Galileo y a Lutero.

PF: Eso no es así. Galileo no…

H: Estupendo. Otro titular: “El Vaticano sigue pensando que Galileo estaba equivocado”. Bueno, basta ya de teología. Mejor será que pasemos ya a algo más relajado y personal.

PF: De acuerdo, quizá sea mejor.

H: ¿Qué le gusta hacer por las tardes al Papa Paco, cuando ya ha terminado de trabajar? ¿Contemplación del vacío, meditación zen? ¿Quizá un poco de reiki para desengrasar el chi interior?

PF: Yo rezo el rosario…

H: ¡Aaaaarg…! [casi retorciéndose]

PF [sinceramente preocupado]: ¿Está usted bien? ¿Seguro que no le pasa nada? ¿Quiere tomar algo o abro la ventana para que le dé el aire? ¿Traigo un poco de agua bendita?

H: ¡Lo siento, pero me voy! Esto no hay quien lo aguante. Ya se lo había advertido. Soy una persona muy tolerante, pero cuando alguien empieza a hablar de esos engendros medievales y retrógrados, no lo puedo tolerar. Como Moisés al salir de Egipto, sacudo el polvo de mis sandalias y me voy para no volver [saliendo triunfante]. ¡Arrivederci Roma! ¡Viva Galileo! ¡La tierra es redonda!

PF [musitando para sí]: El próximo secretario que me organice una entrevista como ésta, va a terminar de nuncio con los pingüinos de la Antártida. En fin, vamos a hacer algo productivo: Por la señal de la Santa Cruz…

**********

Guía de Periodistas para la cobertura de la Iglesia.

Apostasía On-Line

El indicador.

Anuncios

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo, Humor, Secularismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s