¡Escucha Señor, que tu siervo esta hablando!

En mi masoquista costumbre de navegar en las redes sociales entre muchas personas que son que son ateos militantes o simplemente anti-iglesia, hay algo que frecuentemente se nos achaca a las personas religiosas: “Se crean un Dios a su medida”.

¿Porqué no entiendes internet? ¿Cuantas veces te lo tengo que explicar?

Y me parece que hay mucho de eso en los ambientes religiosos, en realidad. 

El dios-ATM:

  • Tenemos a los pentecostales y los seguidores de la Teoría de la Prosperidad (y ojo que no solo son protestantes), que terminan reduciendo su teología a las prácticas que les aseguren que sus sacrificios económicos al pastor y su Iglesia serán recompensadas al ciento por uno. Tengo amigos que están convencidísimos de que no pueden gastarse un solo centavo antes de dar el diezmo (porque tiene que ser primicia), y que el billete que den tiene que ser nuevo, sin ninguna arruga. Y he visto a muchos sufrir y tambalear su fe cuando tienen problemas económicos, porque están convencidos que algo están haciendo mal, ya que no ven los “frutos de su siembra”. Tal parece que jamás hubieran leído el Libro de Job, o el conjunto de enseñanzas de Jesús donde nos anima a buscar primero su reino, y donde lo demás nos será dado por añadidura. La riqueza no debe ser prioridad.

    “¡Vean que estas corbatas no son baratas!”

dios bombero:

Este es el que la mayoría de nosotros conocemos y tratamos sí y solo sí tenemos una emergencia. Puede ser incluso que le hagamos promesas muy sinceras en un momento de pánico. Y al terminar la emergencia, con suerte se le dice un rápido “gracias” y no se le vuelve a contactar hasta que inicie un nuevo incendio en nuestra vida.

El momento en que inicias tu vida de oración.

El momento en que inicias tu vida de oración.

dios sicario:

Es a quien le encargamos los “trabajitos” que seguramente no tenemos el valor de hacer por nosotros mismos. Es a quien pedimos, (ya que es un Dios justo), que castigue a quienes nos hayan hecho algo, pero al mismo tiempo por alguna extraña razón estamos convencidos que nos ama a nosotros y esta allí para nos cumplir nuestros caprichos y ser misericordioso, no justo.

“Señor, tu sabes que fue en ese restaurante que me enfermó la lechuga…”

dios hippie:

Este Dios no es que nos ame mucho, pero si que es tolerante. Es el que nos perdona lo que sea, siempre y cuando estemos “siguiendo nuestro corazón”. A este no lo buscamos en la Biblia, sino que en los libros de Pablo Coehlo.

Sigue tu corazón, hermano…

dios fuchi:

Este es un favorito entro los que luchan contra los escrúpulos. Ni siquiera se puede pensar en hablar con Él a menos de que me encuentre recién confesado. Lo cual no esta mal, pero puede que nos sea más útil orar cuando NO estamos en gracia. No necesitamos estar inmaculados para hablarle, total, nunca lo estaremos del todo y así pasaremos toda la vida casi sin hablarle.

¿¿¿Tú, me hablas a MI???

dios importante y sus burócratas:

Si bien no es malo buscar la intercesión de los santos y la Virgen María, hay quienes no se atreven a hablarle al jefe y prefieren estar a todas horas con sus ayudantes para ver si les arrancan un favor. Usualmente están rezando cuatro o cinco novenas para ver cual santo es más eficaz y si se les olvida un día rezarla, se pasan preguntando si deben empezar la novena desde cero. O bien, tienen muchas devociones, la coronilla de la misericordia, el rosario, la coronilla a San Miguel Arcángel, pero en ninguna de las devociones se toma el tiempo de meditación y oración que TODAS recomiendan y piden.

dios twitter: Este es para aquellos que han escuchado que las jaculatorias son muy útiles para nuestra relación con Dios. Sin embargo no se hace ningún esfuerzo para ir más allá en la oración.

Dios, te amo y deseo servirte y… ya se me acabaron los 140 caracteres.

dios facebookero: con la presencia de esta red social y otras, se ha cambiado la oración por el post en el muro, y la interseción ahora es un “like”, un +1 o un “re-tweet”. Es la manera perfecta de parecer piadoso mientras en realidad se es un perezoso.

oracion de san facebook.

dios inepto:

Este es uno de los más desesperantes. No entiende mis instrucciones ni sigue mis ordenes que he detallado al pie de la letra.

Señor, quiero servirte, pero en calidad de consultor. Estas haciendo las cosas mal.

El dios del ateo:

Quienes nos acusan de hacer a Dios a nuestra medida terminan mostrando que a quien ellos consideran que si dios existiera, resultaría un dios que tomaría pensaría exactamente como ellos. Por ejemplos: “Si dios existiera, no habría tal o cual problema…” Es decir, un ser omnipotente, creador del Universo, curiosamente tendría que seguir exactamente los criterios que expone el ateo, ¿curioso, no?

“Si realmente existiera un dios, haría exactamente lo que yo creo que debe hacerse”.

 

Ahora bien, ¿ Como podemos conocer a Dios como es?

La relación que tenemos con Dios debe ser continuamente purificada por la humildad, principalmente estando conscientes de nuestras limitaciones humanas, que nos evitan vernos como somos realmente. Pablo menciona que solo en otro mundo podremos vernos como somos realmente, y será una sorpresa.

 

A Dios lo conocemos en la Oración

Nuestro enfoque al orar debe de ser más para cambiar nuestra manera de obrar y pensar y para pedir las gracias que Dios realmente sabe que nos van a servir para ser más como Cristo. La verdadera oración nos debe llevar a la acción, como se nos inculca en la Lectio Divina.

Es claro que hay catarsis al pedir por nuestras necesidades (y caprichos) materiales, pero a la hora de la muerte…¿será tan importante tener ese Ipad o ese carro? ¿No será mejor pedir por nuestra vida y crecimiento espiritual?

Afortunadamente en el tema de la oración tenemos maestros formidables en la Iglesia Católica. Empezando desde la Biblia, con Moisés, Josué, Jeremias, Isaías, David, Salomón, María, el mismo Jesús dando instrucciones y ejemplo de oración, hasta Pablo, Santiago, Juan y Pedro… desde Santa Teresa de Ávila hasta San Josemaría Escrivá de Balaguer. Tenemos distintos métodos para orar, (carmelita, franciscano, de San Francisco de Sales, benedictino, ignaciano), que podemos probar hasta que logremos encontrar el mejor para nosotros. Podemos utilizar las oraciones litúrgicas, la Lectio Divina, los Ejercicios Espirituales de San Ignacio, los cantos carismáticos, Los Salmos, La Liturgia de las Horas, la contemplación de las obras de arte, la música que eleva nuestra alma, el pequeño camino de Santa Teresita, los sencillos pasos que nos propone la Madre Teresa de Calcuta… métodos hay, en abundancia, y no significa que tengamos que intentar utilizar todos y cada uno. Basta encontrar el que nos sirva mejor.

Y dicen los maestros de la oración que conforme nos volvemos mejores en el método elegido, este se va liberando, hasta que logramos tener un estilo propio y personal,

Estos medios, la oración, Su Palabra en las Escrituras, la meditación, junto a una vida Sacramental activa (Eucaristía y Reconciliación) es lo que nos permitirá ir conociendo a Dios como es en realidad, libre de las caricaturas que seguramente están en nuestra mente.

  • Tenemos entonces a Dios, que se muere de amor por nosotros y quiere que le hablemos.
  • Tenemos su Palabra para profundizar y meditar.
  • Tenemos multitudes de intercesores que esperan llevar nuestras oraciones ante Dios, y que están animándonos durante nuestras luchas aquí en la tierra.
  • Tenemos a un ángel que nos cuida cada momento de nuestra vida, y que ve a la cara a Dios…
  • Tenemos los sacramentos que nos permiten alimentarnos, tenemos la Eucaristía disponible cada día para nosotros.
  • Tenemos una Madre que nos cuida.
  • Tenemos una Iglesia que nos guía y enseña en este mundo tan confuso.

Entonces apaga el Internet y la televisión, deja tu celular guardado en una gaveta, tu música y audífonos guardados, reserva un tiempo sin distracciones, busca un lugarcito apropiado…y pídele poder conocerlo, y poder conocerte. Escucha lo que quiere de ti…y por mucho que cueste, hazlo, si te lo pide.

Repite estos pasos mañana también  Y el siguiente día. Y de nuevo. Y sigue así, hasta que puedas conocerlo frente a frente y pasar la eternidad en su presencia.

¿Porqué me haces esperar?

————–

Tal vez te guste saber unas tontas razones para no rezar

¿Cómo encontrar a Dios? Hay Seis Caminos

Anuncios

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Apologética, Catolicismo, Santos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¡Escucha Señor, que tu siervo esta hablando!

  1. JuanC dijo:

    Había escuchado algo como eso antes, pero la variante que incluye eso del facebook, no estaba considerada… ¡Que nivel el de muchos, (me incluyo, debo ser honesto)!, porque como todo debe hacerse de forma fácil, aún para cosas de valor importantísimo, buscamos siempre lograrlo todo por la ley del mínimo esfuerzo…

  2. Chabe dijo:

    Tus posts siempre me han parecido excelentes porque nos hacen reir y reflexionar al mismo tiempo. Como decía JuanC, lo del Facebook (que también incluye otras redes sociales) nunca lo había pensado y es algo que nos deja reflexionando un rato. De qué nos sirve poner “Dios te agradezco por este día y por X, Y Z” en las redes sociales (incluso May Feelings) si luego no somos capaces siquiera de ir a Misa o de ir un rato a la iglesia a estar con Jesús o hacer oración en cualquier rato del día. No digo que esté mal poner oraciones y dar “likes”, “retweets” o “reprays”, sino que también deberíamos tener esa vida de oración y piedad fuera del internet.

  3. Pingback: Decálogo de la serenidad | Un católico políticamente incorrecto…

  4. aaannyrojasl dijo:

    Me encanta tu blog… soy nueva y estoy descubriendo muxo de lo que hago mal y también de lo que debo mejorar, tienes reflexión y risas, eso es bueno xq nuestro Dios no es serio. Gracias y seguire al tanto de tus publicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s