¿Y por qué hay sufrimiento?

Advertencia: Este post es bastante largo

Existen dos maneras de acabar con una conversación ligera. 

  1. Tomar una llamada telefónica, ponerse a gritar y salir corriendo.
  2. Mencionar que la Cristiandad es la única “cosmovisión” con una respuesta satisfactoria al misterio del sufrimiento

 Ambos métodos tienen como resultado que las personas con las que platicas tienen la inmediata tentación de agarrarte a martillazos y acabar contigo.

 Pero, como decía San Agustín, que le hagan huevos. Simplemente nadie más que el Dios-Hombre puede resolver el Problema del Dolor. 

Para el musulmán, el sufrimiento es el doloroso sufrimiento del pecado, o es una prueba. De cualquier manera, o estas jodido, o Dios te esta jodiendo.

 

Para el Budista, la raíz del sufrimiento esta en el deseo, y la liberación del sufrimiento viene de trascender ese deseo. A mi se me hace una posición algo aristocrática, ya que también debemos trascender el deseo de ser caritativos y oler el cabello de una mujer linda junto a los demás deseos básicos y materiales. ¿Y que hacemos con el deseo de trascender deseos? ¿ También lo trascienden? Tal vez soy demasiado occidental para comprenderlo – y demasiado unido a mi cámara- pero el Budismo pareciera tirar lo bueno junto con lo malo.

Y nuestros queridos ateos (que vivan largamente y en prosperidad) deben contentarse con encoger los hombros. Así es la vida, la vida es una mierda. Deben tratar de comprender que, si el sufrimiento es simplemente parte del universo natural, ¿Por qué dentro de nosotros hay un deseo de evitar el sufrimiento? ¿Implica esto que estamos hechos para otro universo? Me imagino que podría seguir simplificando grotescamente varios puntos de vista religiosos. ¿Pero que es el sufrimiento?

Esto. Esto es el sufrimiento

Si un hombre se sienta sobre una estufa, sufre. Pero no se queda allí, llorando. Salta, de allí a donde no se queme. El punto es que el sufrimiento lo mueve de lo malo a lo bueno, de chamuscarse a sanarse. Ya sea que estemos siendo quemados, congelados, aplastados, abofeteados, envenenados o asfixiados, el sufrimiento que tenemos en ese momento nos hace movernos, y movernos inmediatamente, hacia nuestro estado saludable y normal.

Y este principio no se limita a el sufrimiento físicos, esta presente en esto que llamamos “Valle de Lágrimas”. Un hombre sufre cuando esta lejos de su amada. Volviendo al viejo cliché (nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes), este sufrimiento lo obliga a reconocer que es bueno estar junto a su amada. Nuevamente, el sufrimiento mueve al hombre desde el mal hacia el bien. Y que si decidiera abandonar a su amada y no sufriera nada, ¿para que iría a regresar a sus brazos abiertos?

 No es la droga la que hace sufrir al hombre, es alejarse de la adicción lo que duele, ya sea en rehabilitación o no poder pagar una dosis por unos días. No es el acto de observar pornografía lo que hace que un hombre sufra. Es darse cuenta de que le falta algo bueno (pureza) lo que lo lleva a sufrir por medio de la culpa, y el intento de regresar a lo bueno (evitando la pornografía) lo que le hace sufrir físicamente – debido a la abstinencia.

 Suficientes ejemplos, voy a intentar ponerlo en una frase. Sufrir no es una Cosa. Ya sea en nuestros cuerpos o en nuestros corazones, el sufrimiento es un intento de recuperar lo Bueno.

Sin importar quienes seamos…

Es un movimiento, no es un estado. A pesar de que suene contra nuestra intuición, el sufrimiento es un tirón hacia la luz, no hundirnos en la oscuridad.

 A huevos, te puedo escuchar decir. Tiene sentido, si hablamos de dolor físico y amores separados y el resto. ¿Pero los niños con cáncer? ¿O el adolescente gay que es acosado al punto de que se suicida? ¿Y que con el sufrimiento que no tiene sentido? Lo podrías explicar como un ardiente deseo e intento de alcanzar el Bien, sea en cuerpo o alma, pero no sirve de nada. A veces no se alcanza el Bien.

ENTRA EL CRISTIANISMO

El mensaje de la Cristiandad es bastante simple. En el  mundo vamos a sufrir. No estamos donde queremos estar. La verdad de esto se puede comprobar al ver al hombre gritar de dolor. Él no quiere ese dolor, y sin embargo, el dolor es inevitable. Por lo tanto, llegamos a un punto de tensión: El mismo hombre, que aborrece el dolor, no puede estar de acuerdo con el universo, que contiene y produce dolor. Algo esta mal. El ateo debe negar que algo esta mal, porque de otra manera estaría apelando a un estándar sobrenatural.

Piénsalo despacio: Si toda la naturaleza, con sus acantilados, entropía, depredadores y venenos contiene al sufrimiento, entonces desear el fin del sufrimiento es desear lo SOBRENATURAL, aquello que esta FUERA de la naturaleza.

“YA VIMOS LO QUE HICISTE ALLÍ”

ZOO

Pero la Cristiandad no tiene este incomodo problema. La Cristiandad proclama, de manera molesta de hecho, que lo que causó todo esto fue el pecado. Los humanos pecaron, es decir, libremente escogieron actuar en contradicción con su propia naturaleza y desobedeciendo a Dios, y al hacerlo, se separaron de Dios, que es su Supremo Bien. Obviamente no tienes que creer esto, pero trata de seguirme un rato la corriente.

Para el Musulmán, aquí termina el asunto. Pecamos, y nos cayó el sufrimiento encima. ¿Pero recuerdan lo que dijimos? El sufrimiento no es una Cosa, como un golpe en la cabeza. Es un desgarrón. Es un intento – sea por el cuerpo o por la voluntad – de volver al Bien. Lo que aplicamos antes en una escala personal (sentarse en una estufa, etc.), puede aplicarse a una escala universal: Si los sufrimientos menores de un hombre lo llevan hacia su propio Bien menor, ¿será que TODOS los Sufrimientos llevan a TODOS los hombres hacia su Supremo Bien? El Sufrimiento no es un castigo. Es el método por el cual nos salvamos. Lo vemos en nuestras propias vidas, cuando por medio del sufrimiento obtenemos salud, familia, paz o éxito. El Cristianismo simplemente proclama esta verdad como parte de una visión más amplia.

A la mujer le dijo: «Tantas haré tus fatigas cuantos sean tus embarazos: con dolor parirás los hijos. Hacia tu marido irá tu apetencia, y él te dominará. Al hombre le dijo: «Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que yo te había prohibido comer, maldito sea el suelo por tu causa: con fatiga sacarás de él el alimento todos los días de tu vida. Espinas y abrojos te producirá, y comerás la hierba del campo.19.Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas al suelo, pues de él fuiste tomado. Porque eres polvo y al polvo tornarás.»

Para los no cristianos, Dios se esta comportando como un malvado. Para el cristiano, estas palabras son la esperanza del mundo. Estas palabras no están separadas de aquellas que las preceden, en las cuales Dios nos anuncia la llegada de un Salvador que echará del mundo al pecado, la muerte y Satanas: Enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar.» En la misma declaración de Dios donde decreta que el hombre sufrirá, ES LA MISMA    declaración donde Dios decreta que el mundo será salvado. Porque el sufrimiento es un intento de recuperar el Bien. Dios nos dice, “Miren niños, ustedes la regaron completamente. Pero hay una manera de arregarlo. Se llama Sufrimiento. Es el método por el cual todo se arreglará.”

¿Todavía no me explico bien? Si es así, trata una vez más. Si se te hace lógico, sigue leyendo.

Me parece que la cantidad de sufrimiento que cada quien experimenta es directamente proporcional a lo Bueno que uno busca obtener. Si un hombre quiere el bien de una comida, podría correr por eso. Seguramente no estaría dispuesto a cortarse una mano. Pero si un hombre quiere el bien de la vida de su amada, o de sus hijos, es probable que este dispuesto a cortarse ambas manos…e incluso sus pies, para salvarlos. Considero que este principio es evidente.

Sin embargo aquí se encuentra el problema: Si el Bien Supremo del hombre es la unión con Dios, entonces el hombre no tiene la suficiente capacidad de sufrimiento para alcanzar su propio Bien Supremo. Él no puede tener éxito en su intento de ganar nuevamente el Paraíso (Su Bien). Porque Dios, que esta fuera del tiempo y el espacio, es infinito. La Unión con Él es una unión infinita, un Bien que no puede ser alcanzado por seres humanos atados por el espacio, tiempo y todo tipo de pecados y debilidades. Un Dios infinito requiere un sufrimiento infinito.

“Porque tanto amó Dios al mundo…” Antes de atacar estas palabras, mejor preguntarse… ¿Qué es el amor? Desear el Bien del amado. Considero que esto es evidente. ¿Que es el sufrimiento? Como hemos establecido, es el intento de alcanzar nuevamente el Bien. Por lo tanto el amor y el sufrimiento no pueden divorciarse. Que todo hombre que proclamee amar sin sufrir sea declarado un mentiroso, porque el verdadero deseo del Bien de otro (amar) esta dispuesto a trabajar para mover al otro del mal hacia el bien (sufrir). Ya sea que ese Bien sea la seguridad, felicidad, paz, o simplemente un estomago lleno, el amor literalmente SUDA SANGRE para lograrlo. El amor sufre.

El sufrimiento, entonces, es la naturaleza lógica de un Dios que es el Amor en si mismo. Si, como establecimos atrás, el amor y el sufrimiento son inseparables, entonces el Amor Infinito experimienta el sufrimiento infinito.

Entra Cristo

Él es aquel que sufre infinitamente. Él es aquel que, porque te ama, sufre por ti. Si esta declaración del Cristianismo es cierto, que el Amor Infinito sufre infinitamente en la Cruz y por lo tanto arranca a la humanidad de la oscuridad hacia la luz, entonces todo sufrimiento es parte de esto.

La cruz no esta limitada por el tiempo. Es una acción de un Dios infinito, y por lo tanto, infinito en naturaleza, salvando a aquellos en el pasado, presente y futuro. No es un ejemplo del sufrimiento, ES EL SUFRIMIENTO. Es EL movimiento de la humanidad hacia Dios. Nunca podemos sufrir solitariamente. Es por eso que Pablo dice Ahora me alegro por los padecimientos que soporto por vosotros, y completo en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo, en favor de su Cuerpo, que es la Iglesia” Colosenses 1:24.

Para todos aquellos a los que comprensiblemente no les gusten las citas bíblicas, lo pondré más simple. Si Pedro tiene un número infinito de manzanas, ¿Puedes ser dueño de una manzana que no sea de Pedro? Por supuesto que no, porque entonces Pedro tendría infinito menos 1 manzana, lo cual no es infinito.

De la misma manera, si Cristo sufre infinitamente, ¿puedes experimentar cualquier sufrimiento personal que no sea el de Cristo? Por supuesto que no. Porque la acción de Cristo sería infinita menos tu sufrimiento, que no es infinito.

Asi es entonces como se resuelve el Problema del Dolor. Para todo sufrimiento, incluyendo el más terrible, inexplicable, insoportable sufrimiento, debe haber una parte esencial del movimiento de reconciliación, de ser jalado de vuelta a Dios. El pecho del niño agonizando con neumonía se agita con la presión de llevar de vuelta al mundo hacia su Padre. El corazón de la niña abusada se rompe bajo el peso de los pecados del mundo, mientras ella nos lleva a los pecadores hacia el agua de la Gracia. Todo sufrimiento debe participar en el único acto de sufrimiento infinito, la Crucifixión, por la cual el mundo se lleva de vuelta al Bien para el cual fue hecho.

Si esto es cierto, no hay sufrimiento sin sentido. Si esto es cierto, todo sufrimiento puede ser transformado en el corazón de quien sufre simplemente reconociendo que este dolor, este miedo, y este pie lastimado (de una manera enteramente mística y práctica a la vez) salva al mundo. Todas las otras cosmovisiones ya sea ignoran el problema del dolor, lo aceptan con resignación o buscan evitarlo. El Cristianismo, esa eterna contradicción, lo abraza como su salvación. Es de escoger a quien debes servir.

¿Estoy diciendo que el Cristianismo es LA verdad? No lo estoy diciendo, a pesar de que lo creo. Más bien, dejame decir esto: El problema del sufrimiento es el más antiguo y más fundamental problema para la raza humana. El hecho de que no existe una respuesta coherente, consistente y detallada para este problema fuera de la persona de Cristo debería, por lo menos, ser indicativa de que la creencia en Cristo es una de las más naturales y humanas acciones que puede tener un hombre.

¡Que tengas una excelente semana!

Anuncios

Acerca de catolicochapin

Soy un hombre, católico, casado y chapín. Una de mis pasiones es la fotografía, y me gusta escribir, leer y hacer chistes. He tratado de ser de esos admirables católicos llenos de caridad en sus debates. Es inútil...soy demasiado sarcástico.
Esta entrada fue publicada en Catolicismo, Personales, Secularismo y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Y por qué hay sufrimiento?

  1. robert dijo:

    Yo no sufro y soy ateo… problem?

  2. Juan C Sujuy dijo:

    ¡Rayos! ¿Cómo hacés para que la resolución de una cuestión tan esencial en la vida parezca tan casaca?

  3. Pingback: Novena del Trabajo en Epub | Un católico políticamente incorrecto…

  4. Pingback: Como responder a la tragedia | Católico Chapín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s